jueves, 20 de abril de 2017

amoRR

Este dolor también es parte de mi. Es parte de lo que soy.
Pero no soy yo.
Voy a dejar de rechazarme por haber confiado, amado, entregado. Por haber salido al mundo sin armaduras, ya que jamás salí a la batalla. Por haber flanqueado ante lo que me sorprendió en el camino. También por a veces haber desconfiado, por a veces haberme aferrado en lugar de transitar, por querer a veces que siga siendo mío lo que estaba dando.
Yo no soy estas capas quebrándose. Yo soy el ser que sin miedo sale de entre ellas, acepta, y vuelve a buscar el poder dormido de sus alas. Yo no quiero endurecerme, más quiero que si siento dolor por haber amado, amar más y mejor. <3 <3

miércoles, 19 de abril de 2017

3 am

Salgo al jardín
dónde nos besamos casi por última vez
y nos miramos a los ojos,
con la certeza silenciosa de la despedida.
No puedo atravesar la puerta
porque siento tan clara tu ausencia
como si nuestros fantasmas todavía ahí, de pie
se negaran a soltar ese abrazo.
Enciendo un cigarrillo
luego de tanto tiempo sin fumar
y el humo deshaciendose en el vacío
también me dice que te perdí.
No quiero mirar el cielo
porque las estrellas son para mi un mapa
por el cual solías guiarme
con tu pasión enardecida.
Te extraño
extraño a la persona que yo era
cuando me abrazabas
y el mundo se enderezaba en ese lugar en tu pecho.

martes, 18 de abril de 2017

Hoy mi voz interior me resulta casi disonante. No sé si puedo o quiero escucharme. Estoy deshecha; la noche me desarmó, arrastrándome a una cama llena de sombra. Te extraño, te extraño tanto. Siento que el destino se despistó unos instantes, olvidándose de nosotros. Que está equivocado. Y no hago más que resistirme a creerle. Todavía no puedo sacudirme esta sensación de que esto es parte de una pesadilla, que voy a despertar pronto. Un sueño en el que sumí desde ese momento...
En la madrugada, no puedo ir a enfrentar a mi sueño ni a tu ausencia. Somnolienta, voy de una parte a otra, me acurruco, helada, deseo que esto termine.
Y me digo que para que termine, tengo que soltarte.

lunes, 17 de abril de 2017

ausencia

Caí, caí una vez más, y nuevamente. No sé si alguna vez llegue a levantarme, o si desde el suelo fingía. Cuesta abajo, yací con el cuerpo roto hasta que me alcanzó la marea.
Vi a lo lejos el sol, brillando, a veces. Lo anhelé, y de alguna manera logré mantenerme cerca la orilla. Pero cuando llegaba la noche...
Cuando se agitaba el mar
Cuando el viento soplaba helado
Y la tormenta avenía
No hace falta explicar lo qué sucedía.
Yo creía ser fuerte, pero ahora sé que simplemente me entregué. Que estar golpeada no significa ser invencible, que resistir a veces no es más que simplemente no tener otra opción. Sólo estuve ahí.
Pero quisiera no haberlo estado. Nunca.
Me veo, y no hay en mi mas que los vestigios de una vida que nunca llegó a ser. Y a esta altura, deseo que nunca sea. Lo que nunca fue, es lo único que siempre fui.
A medida que me duele más, de alguna manera siento cada vez menos.
Esto fue todo de mi.

domingo, 16 de abril de 2017

escuchandoME

"I once fell in love with you, just because the sky turned from gray into blue"
El día está frío; yo ya no estoy tan fría, pero me siento un poco más desnuda. Un poco más rota, y a la vez creo que son todos estos pedazos de mi los que me salvarán. Fantaseo con construirme unas alas con las ligeras plumas blancas que pierde mi alma mientras se retuerce de dolor.
"I'll always be by your side, even when you are down and out"
Imagino a un fénix renaciendo en una mariposa, o en un árbol. Pero... qué doloroso es arder hasta ser cenizas. Incluso con la tierra sacudiéndose hasta los cimientos, desenterrando mis raíces, siempre voy a encontrar la manera de sostenerte. Estoy recostada sobre tu ausencia, en el mismo lugar donde hace nada más que unas horas yacías sosteniéndome entre tus brazos; donde hace unos meses dormías a mi lado, y yo ni siquiera concebía que algún día volvería a amanecer sin vos...
"Collecting names of the lovers that went wrong... the lovers that went wrong"
...El mismo lugar donde hace una vida nos besamos por primera vez. Puedo sentir que el destino verdaderamente te arranca de mi cuando al recordar esos momentos, mi corazón hace fuerza para escapar de mi y buscarte. Eramos tanto, y ahora somos nada más que recuerdos.
"Collecting pictures of the flood that wrecked our home. It was a flood that wrecked this home"
La primera noche que dormimos juntos, junto a mi ventana. El cielo, por la madrugada, nos regalo lluvia. La mañana me regaló tus abrazos y tus besos, más suaves que el rocío de primavera. La primera vez que lloraste por nuestra despedida, en tu cama, abrazado a mis rodillas. Tu foto. La vez que me cantaste una canción. La vez que me cantaste muchas canciones para calmarme. La vez que miramos las estrellas tomados de la mano, recostados. La vez que caminamos kilometros y kilometros. 
"I need to see a friend tonight, or see the people in a bar. I wish they could not see me at all, how I wish I could describe their pain or my pain"
Y no tengo dudas de que lo que ahora seremos, será hermoso. Pero nunca creí poder albergar dentro de mi tanto dolor. Porque ver y aceptar también duele, tal vez más que ignorar y gritar por encima de la voz de nuestro corazón. Y si bien confío en el camino, he de admitir que ahora mismo siento que si mis pasos se alejan mucho de los tuyos, voy a llorar mirando atrás en algunas ocasiones.
"But I'm forever missing him"
Voy a quererte, a veces tal vez un poco en silencio. Voy a sostenerte con mi alma y mi cuerpo, voy a abrazarte hasta inundarte de amor. Pero para lograr todo eso con sinceridad, primero voy a soltarte. 
"I look at the world and I notice it's turning, while my guitar gently weeps"

Luzbeth


Pequeño texto escrito en minutitos a partir de fragmentos de canciones de una lista de reproducción.
(Cocorosie - Daughter - Tango with Lions - The Beatles)


sábado, 15 de abril de 2017

🔥

No importa cuánto me acurruque en ninguna parte, no puedo parar de tiritar. Hoy siento frío.Un frío que me des-abraza, que se esparce oscuro hasta mi mismo corazón.
Se me presenta una idea, un pensamiento que me fue desconocido pero que ahora no puedo ignorar: dentro nuestro arde una llamita que es como un sol pequeño. Emana su propia luz y su propio calor; nos hace cosquillas en el estómago, el pecho y la garganta; nos hace levantar con su esplendor por la mañana, sonriendo. Abre nuestras flores y arranca dulces trinos hechos canciones de nuestros pájaros. Pero hay algo aún más mágico en ese fuego, y es que en realidad no nos habita en absoluto, sino que por el contrario, nos da su calor mientras arde dentro de alguien más. Dentro de alguien que nos ama.
Hoy, siento la brisa que envolvió mi fueguito, extinguiéndolo, llenándome de un invierno en el que mis flores se deshacen y mis pájaros enmudecen.

Luzbeth


viernes, 14 de abril de 2017

dolores y dolores

Hoy un amigo me dijo que luego de lastimarse, cuando estira su rodilla, siente un dolor tan grande que cree que podría quebrarsele.
Yo hoy mismo siento que, si por ejemplo, escucho cualquier canción, o miro hacia cualquier parte, se me va a quebrar el pecho. Y es porque tengo el corazón roto y colapsado de dolor, y todo en el mundo me recuerda a él.

Luzbeth

Que mis primeras palabras sean que no sé por donde empezar. Hay tanto dentro de mi, a mi alrededor. Y lejos mío aún hay más; lejos está él, más distante que nunca. Y también hay un vacío, donde está mi alma prendida, callada. Aparece como un fantasma ese pensamiento que tuve antes de que llegara el con su luz, en el que me preguntaba cómo puede el vacío sentirse tan pesado, aplastando el corazón desde adentro.
Me duele porque en el fondo todavía tengo esperanza, pero sé bien que no importa cuánto piense en sus ojos azules reteniendo desde el mar hasta las estrellas, en su pelo de hebras de sol entre mis dedos, escurriéndose como el verano bajo el camino que juntos hicimos. No importa cuanto desee dormir en su pecho una vez más para adorar hasta la última gota de sus suspiros. Teníamos tanto, o al menos yo tenía todo cuando llegada la noche podía abrazarlo en silencio. Me sentía tan grande por tenerlo a mi lado. Tal vez por verlo, no pude ver que lo perdía. Yo amé amarlo. Amé cada palabra, cada gesto, cada caricia que me entregó. Y cuánto amé los momentos en que sentía su calidez arropando mi cuerpo roto y vencido, despertando como a un niño mi amor dormido. Sentía como si amaneciera en un páramo tranquilo, y la vida de a poco aflorara. Amé cada beso de despedida por la mañana, y amé su voz cuando hablaba y cuando cantaba y cuando reía. Su risa era una lluvia de gotas cristalinas bajo la cual mi alma bailaba enamorada. Ame cada vez que se entrelazaban nuestros dedos, cada vez que sus labios se posaron en los míos. Nunca quise dormir sin él a mi lado, y cuando lo hice lo extrañaba como si jamás lo hubiese tenido. Y ahora, jamás volveré a tenerlo.

Luzbeth