miércoles, 19 de abril de 2017

3 am

Salgo al jardín
dónde nos besamos casi por última vez
y nos miramos a los ojos,
con la certeza silenciosa de la despedida.
No puedo atravesar la puerta
porque siento tan clara tu ausencia
como si nuestros fantasmas todavía ahí, de pie
se negaran a soltar ese abrazo.
Enciendo un cigarrillo
luego de tanto tiempo sin fumar
y el humo deshaciendose en el vacío
también me dice que te perdí.
No quiero mirar el cielo
porque las estrellas son para mi un mapa
por el cual solías guiarme
con tu pasión enardecida.
Te extraño
extraño a la persona que yo era
cuando me abrazabas
y el mundo se enderezaba en ese lugar en tu pecho.

4 comentarios:

  1. Excelente Luzbeth, como poema o prosa poética lo es, sin dudas tenés una gran capacidad de expresar bellamente lo que vive en tu interior.
    El resto es cosa tuya, yo te deseo buen ánimo en todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. En tu pecho se endereza el mundo
    en tu corazón ocurren milagros

    Paz&Armonía

    Isaac

    ResponderEliminar
  3. Luz,el poema es tan lindo...Y expresas tanto amor y dolor al tiempo que da tristeza.Creo que como dije,sólo el tiempo hace que se vaya suavizando la ausencia ,que no olvidando.
    Besucos

    ResponderEliminar
  4. Extrañar y no tener, todos alguna vez hemos sentido eso tan complicado de llevar.

    Besos dulces Luzbeth y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar